El Museo Machu Picchu de la Casa Concha, Cusco

Resumen
Sin lugar a dudas una de las controversias más importantes de los últimos años -relacionadas a devolución de patrimonio cultural- fue la referida a la colección Hiram Bingham de Machu Picchu. Luego de contactos tensos y acuerdos frustrados,finalmente, las diferencias se resolvieron gracias a un convenio de cooperación técnica y científica, así como a la apertura de una institución ad hoc que, actualmente, es depositaria de esta colección completa, además de ofrecer una amplia exhibición contextualizada de la misma. Este artículo hace una presentación del Museo Machu Picchu de la Casa Concha (Cusco) en función del fruto de ese acuerdo, sus proyectos más importantes y los retos institucionales de cara al futuro.

Palabras claves: Museo, Machu Picchu, Cuzco, Inca.

Autor:
Víctor Falcón Huayta
vic1falcon@hotmail.com
Artículo publicado originalmente en la Revista Haucaypata número 7


Abstract
Without doubt one of the most important controversies of recent years, concerned the restitution of cultural heritage comprisinq Hiram Bingham’s collection of archaeoloqical materials from Machu Picchu. Following tense exchanges and frustrated agreements, differences were resolved thanks to an accord of scientific and technical cooperation as well as the recently opened of an institution created for this purpose which is holds the complete collection and which provides a large scale exhibit contextualizinq the materials. This article introduces the Museum of Machu Picchu de la Casa Concha (Cuzco) which opera tes as one of the fruits of the agreement, and presents its most important projects and its institutional challenges looking into the future.

Keywords: Museum, Machu Picchu, Cuzco, Inca.

La Casa Concha

Muy cerca de la Plaza Mayor del Cuzco se encuentra la que fuera una clásica casona sola-riega. Como muchas del centro histórico, sus cimientos se levantan sobre lo que quedó de los muros de las antiguas residencias incaicas, conservadas según fueron útiles a la nueva urbanística y arquitectura española. Secciones de muros, vanos clausurados y nichos ubicados, principalmente, hacia las fachadas de los pri-meros pisos de estas casonas son testimonios del antiguo centro y capital de los Incas (Bauer 2008: 211).

Figura 1. Plano de delimitación de la zona monumental del Cuzco, 1978. La Casa Concha lleva el número 20 –resaltado amarillo– en la manzana dentro de la cual se encuentran los restos de dos palacios incaicos consignados con a letras N e I (Agurto 1980).

Sólo para referir dos estudios recientes sobre la estratigrafía urbana inca-colonial del Cuzco señalamos el trabajo del arquitecto Santiago Agurto Calvo, quien consigna a la Casa Concha como Pucamarca el palacio de Túpac Yupanqui (área con achurado cruzado, consignada con la letra “N” en el plano de Agurto 1980). Adyacente y en la misma manzana indica al palacio de Qiswarcancha (área con achurado diagonal, consignada con la letra “1” en el mismo plano), entre las dos zonas así distinguidas, no hay un discernimiento claro (Figura 1). Luego, durante la Colonia un lote de esa manzana es ocupado por la “Casa Marqueses de Concha” (Agurto 1980).

Figura 2. Centro del Cuzco con restos de los muros incaicos. La Casa Concha se encuentra hacia los restos del Pucamarca. (Bauer 2008: 223, Figura 10.8).

En segundo término, la descripción de Brian Bauer hace un seguimiento más detallado de las fuentes etnohistóricas para tratar de discernir los dos palacios incas, ofreciéndonos un plano similar al de Agurto, marcando la misma manzana con los restos de los muros del “Quisuarcancha” hacia el norte y “Pucamarca” hacia el flanco sur (Bauer 2008: 223). En conclusión, citamos al mismo autor para señalar que, hasta donde conocemos ahora, no podemos determinar con precisión cuáles eran los límites exactos de estos dos palacios incas, ni cómo se articulaban: “Contamos con poca información adicional referida a este sector del Cuzco, fuera de refe-rencias dispersas y parcialmente contradictorias a la ubicación de dos templos que había en su interior.” (Bauer 2008: 261). De cualquier modo, la Casa Concha parece corresponder al lado donde se ubicaba el Pucamarca (Figuras 2 y 3).

Figura 3. Casa Concha (remarcado amarillo) en la ciudad del Cuzco. Fuente: Google earth (Fecha de imagen: 8-1-2012). Figura 5. Primer patio de la Casa Concha, en sus dos pisos se distribuyen todas las salas de exhibición (Foto: Victor Falcón 2013).

La Casa Concha es un ejemplo de la arquitectura residencial andina y mestiza gestada en el Cuzco desde los primeros años de la conquista. Se ubica en la calle Santa Catalina Ancha N° 320 Y cuenta con un área total de 2,373.00 m”, Su primer propietario -documentado con precisión- fue Don José Santiago Concha y Salvatierra y hasta antes de su restauración actual, fue ocupada por la Policía Nacional del Perú (Unidad Especial de Asalto), en cuyo lapso de tiempo se realizaron las modificaciones y deterioros más notables del inmueble debido a la función -cuasi de cuartel- a la que fue sometida. Su configuración y características coloniales actuales datan de fines del XVIII. Finalmente, fue declarada Patrimonio Nacional a través de la Resolución Suprema N° 2900-72-ED del 13 de diciembre de 1972 (Cano s/f), Es importante señalar que fue el Dr. Valentín Paniagua Corazao, presidente transitorio de la República, quien la asigna a la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cuzco (UNSAAC) mediante Resolución Suprema N° 0603-2001-IN del 21 de junio de 2001 (Figura 4).

Figura 4. Calle Santa Catalina Ancha, Cuzco. El Museo Machu Picchu de la Casa Concha se encuentra a la derecha luciendo una bandera peruana en su balcón (Foto: Victor Falcón 2013). Figura 6. Segundo patio de la Casa Concha, aquí se ubican depósitos y almacenes de la colección Bingham (Foto: Victor Falcón 2013).

La casona es amplia y compleja, cuenta con cuatro patios y aproximadamente 45 ambientes (La República 2011). Para los fines del presente artículo vale la pena citar una descripción in extenso a cargo del arquitecto Jorge Cano quien restauró este inmueble: “La “Casa Concha” muestra en su trazo actual cuatro patios … diferenciando con esto la zona social y de servicio. La fachada principal presenta un paramento de piedra … Inca el que ha sido fracturado en forma indiscriminada para posibilitar la apertura de vanos de puerta. El ingreso principal cons tituido por una portada labrada de piedra … El patio principal al cual se accede por medio del zaguán, posee tres crujías rodeadas por arquerías de piedra en los dos niveles y una cuarta crujía que posee una galería de madera en el segundo nivel. Al segundo patio se accede a través de un chiflón con arcos de medio punto en piedra y que tiene en su inicio una hermosa puerta de madera torneada tipo cancela. El tercer patio tiene acceso por un chiflón un poco más estrecho que el del segundo patio, posee un arco de adobe al pie del zaguán y desemboca en un patio rectangular. El cuarto patio es un espacio arquitectónico más pequeño cuyo frente noroeste está constituido por una edificación con tres arcos de medio punto labrados en piedra que se encontraban tapiados.” (Cano sjf) (Figuras 5 y 6).

Figura 7. Tercer patio de la Casa Concha, aquí se ubicarán gabinetes y oficinas de investigación (Foto: Victor Falcón 2013). Figura 8. Cuarto patio de la Casa Concha, aquí se ubica el ambiente para el generador de energía eléctrica –especialmente diseñado en los Estados Unidos– del que dispone el museo para casos de emergencia además de otros ambientes. En la foto Richard Burger (Foto: Victor Falcón 2013).

La restauración integral de la casa estuvo a cargo del Instituto Nacional de Cultura – Región Cuzco (hoy Ministerio de Cultura) demandó dos años y su finalización coincidió con el acuerdo de cooperación científica entre la UNSAAC y la Universidad de Yale por la colección Bingham de Machu Picchu, de modo que fue una de las opciones que se barajaron para ser sede de su exhibición, depósito y estudio. Desconocemos detalles adicionales del proceso de recuperación, problemas y soluciones que tuvo que superar su restauración, así como, los detalles de las excavaciones arqueológicas que tuvieron lugar en ella (Figuras 7 y 8)1.

Mención aparte merece uno de los rasgos coloniales más significativos de su fachada, el balcón sobre el portón de ingreso que ha sido habilitado rompiendo un muro inca y definiendo una portada con jambas y dintel coloniales (Figura 9). El balcón es en volado con tapa o antepecho al frente profusamente decorado. La sección superior libre de sus pies derechos muestran tallados de estilo churrigueresco o “crespo cusqueño” en relieve y adosados sobre éstos; un ejemplar singular en toda la ciudad del Cuzco (García 2013) (Figura 10).

Figura 11. Fragmento del friso que adornaba las paredes de la arquería del segundo patio de la Casa Concha (Foto: Victor Falcón 2013).

Figura 10. Detalle de las pilastras del balcón de caja de la Casa Concha sobre las que se adosan los tallados de estilo “crespo cusqueño” (Foto: Kuntur. Fuente: Skycrapercity 2010 [en línea]).

Figura 9. Balcón de caja sobre portón de ingreso al Museo Machu Picchu de la Casa Concha (Foto: Victor Falcón 2012).

Las paredes internas de la casa estuvieron profusamente decoradas con frescos polícromos. Por ejemplo, restos de sus pinturas mura-les representando bodegones cargados de frutos, pájaros y flores se pueden observar en el pasadizo o chiflón que une al primer patio con el segundo y que datarían de fines del XVIII; asimismo, han sobrevivido representaciones de San Cristóbal y San Miguel Arcángel (García 2013). Los decorados se elevaban hasta el techo, lo de-muestran algunos fragmentos del friso superior que se pueden ver -sobre las paredes debajo de las arquerías- en el segundo patio, el cual está compuesto de maceteros con flores enlazados por ramas y hojas dando la impresión de roleos, es curioso advertir pequeñas cabezas humanas escondidas entre su follaje (Figura 11).

Figura 12. Los arqueólogos de la Universidad de Yale Lucy Salazar y Richard Burger, junio de 2013 (Foto: Victor Falcón 2013).

Entrevista a los gestores de Yale
Para conocer mejor el museo que actualmente viene funcionando en esta casona y detalles poco difundidos que gestaron los acuerdos alcanzados, entrevisté (VFH) -en junio de este año- a dos de los representantes de la Universidad de Yale que anualmente vienen al Perú a ocuparse de llevar adelante las actividades científicas pactadas con la UNSAAC: el Dr. Richard Burger (RB) y la ar-queóloga peruana Lucy Salazar (LS) (Figura 12).

VFH: ¿Cómo se inicia vuestro interés en el tema Inca?
LS: Se inicia con la exhibición que la Universidad de Yale hizo de la colección de Hiram Bingham de Machu Picchu en los Estados Unidos en el 2003. Sin esta actividad el tema no hubiera atraído la atención de nadie. La exhibición tenía un costo que sufragar, lo cual se cubrió con la gira de la muestra en diferentes localidades de los Estados Unidos.

VFH: ¿Cómo ve el tema de la devolución de la colección Hiram Bingham al Perú?
RB: Yo creo que no tiene nada que ver con papeles. Tiene que ver con el oportunismo político. Yo hasta ahora mantengo, con toda sinceridad, que esas colecciones fueron exportadas y asignadas al museo Peabody legalmente. El Perú no tenía ninguna base legal para pedirlas. Eso no quiere decir que no debieron volver. Creo que hay una lógica ética e intelectual que justifica la devolución, pero no por razones de “papeles”, vale decir, legales.

Yo creo que la gente que pretende decir que fue una “repatriación”, está engañando al público conscientemente. Fue la coyuntura política de ese entonces lo que produjo el reclamo peruano. La antropóloga Eliane Karp ve la exhibición en los EEUU y entrevé el potencial político de un reclamo e inicia las gestiones gubernamentales en esa dirección. No fue pues el resultado de una evaluación integral interna del tema de las colecciones nacionales peruanas, es decir, no fue consecuencia de la política cultural del gobierno del Perú de entonces.

image_pdfimage_print
Páginas en este artículo: 1 2 3

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: