Ciudad y Territorio de los Andes

Fig. 29. Chanchán: vista aérea del Complejo Político Administrativo “Laberinto” (SAN).

Fig. 30. Chanchán: portada de ingreso norte al primer patio del Complejo Político Administrativo de Chayhuac (Canziani).

interiores, y la presencia en estos de estructuras y espacios como son las plazas, las llamadas audiencias, los depósitos, las plataformas funerarias y los pozos o estanques.

De esta manera, los Complejos Político Administrativos de las fases tardías y mejor conservadas, como Tschudi y Rivero, presentan un gran cercado rectangular, conformado por grandes murallas de adobe de 6 a 9 metros de altura y de sección trapezoidal. Generalmente estas murallas son dobles y a veces inclusive triples, formando su trazo paralelo corredores que muchas veces son ciegos y sin fines específicos de circulación, sino mas bien con el aparente propósito de lograr un

Fig. 31. Chanchán: rampa y banquetas en el ingreso del lado sur del primer patio del Complejo Político Administrativo de Chayhuac (Canziani).

mayor aislamiento de las estructuras interiores con relación al resto de la población. Estos grandes cercados presentan recurrentemente una sola entrada ubicada al norte, que a su vez da acceso, mediante un corredor laberíntico que lo restringe y controla, al sector norte del complejo.

En el marco de la tripartición interior que caracteriza el planeamiento de los Complejos Político Administrativos, el sector norte presenta una plaza o gran patio con banquetas perimetrales, que tiene en el lado sur una rampa y un acceso que comunica con una serie de recintos menores en los que se encuentran las audiencias y los depósitos. Generalmente al este de estas plazas se ubican áreas que presentan evidencias de batanes y de fogones para la preparación de alimentos, lo que las definiría como áreas de servicios de este sector norte. Estas áreas de cocina habrían estado asociadas a la preparación de viandas y bebidas a ser consumidas durante banquetes o eventos ceremoniales que se desarrollaban en las plazas, como parte de las actividades de representación política y de carácter redistributivo. En este sector norte se encuentran también recintos en los que se ubican algunas audiencias e hileras ordenadas de cubículos destinados al almacenamiento.

Los depósitos han sido definidos fundamentalmente sobre la base de su forma, ya que en ellos generalmente no aparecen trazas o evidencias de los bienes o productos que contuvieron, no presentan huellas de actividades domésticas y tanto su forma como sus dimensiones no corresponden a la tipología propia de viviendas. De otro lado, su disposición y características —como es el caso de los umbrales elevados— son en cierta forma análogas a las estructuras de depósito que se encuentran en la región, como en el caso de Pampa Grande, o en el área centro andina en general, especialmente durante la época Inka.

Fig. 32. Representación arquitectónica Chimú de un patio en el que se escenifica una ceremonia funeraria (Cortesía S. Uceda, Proyecto Arqueológico Huacas del Sol y de La Luna).

Las llamadas audiencias son estructuras con planta en forma de U y que, como su nombre lo indica, parecen destinadas a albergar a un personaje o funcionario ligado al desempeño de actividades político administrativas. Esto se puede deducir de la propia iconografia tanto chimú como moche, en la que aparecen recurrentemente escenas con personajes principales instalados en este tipo de estructuras. De otro lado, especialmente en la costa norte del Perú, desde tiempos tan tempranos como el Formativo, si no antes, se encuentra una amplia tradición arquitectónica que asocia este tipo de estructuras al culto y al poder. Por otra parte, estas estructuras se ubican en una posición estratégica con relación a las áreas de depósitos, tanto para el control del acceso a estos, como también con relación al manejo de los bienes que contuvieran. Algunos de los recintos en los que se encuentra una audiencia, presentan otra estructura menor con forma en U en el flanco, lo que hace suponer la presencia de un segundo personaje de menor rango, o la de un asistente del personaje que ocupaba la posición principal.

Las diferencias formales que se aprecian en los depósitos, como también en las audiencias, si bien en parte evidentemente responden a su evolución a lo largo del tiempo, como generalmente se afirma, a su vez debieron responder fundamentalmente a la distinta naturaleza y valor de los bienes que contenían, como al distinto rango de los funcionarios que ocupaban las audiencias y las diversas actividades que en estas se desempeñaban. En este sentido, es posible apreciar que en un mismo complejo existen diferencias en las dimensiones y en la forma de estas estructuras, y a su vez se observa

Fig. 33. Chanchán: audiencias asociadas a un patio en el Complejo Político Administrativo de Chayhuac, donde se aprecian muros de adobe calados y la ornamentación del zócalo con relieves representando aves (Canziani).

una relación especifica entre estas variaciones formales y la ubicación particular en que se encuentran las audiencias y los depósitos respecto a los accesos y zonas de distribución de los distintos sectores de los complejos.

En el sector central de las complejos, se encuentra generalmente la mayor concentración de estructuras de almacenamiento que se presentan, al igual que en el sector norte, asociadas a las audiencias. Una variante en el ordenamiento de este sector central, es la frecuente presencia en ellos de plataformas funerarias. De manera similar a lo que acontece en el sector norte, también en el sector central la comunicación se realiza mediante estrechos corredores de recorrido laberíntico, que separan sectores y dan acceso a grandes patios, en los que se repite la habitual disposición de los accesos al norte y de las rampas al sur. Estos grandes patios, a su vez comunican con áreas de almacenamiento o con la propia plataforma funeraria.

En el sector sur de los complejos, normalmente se encuentra un canchón aparentemente libre de construcciones, pero que en algunos casos presentan evidencias de estructuras fuertemente aglutinadas, construidas con materiales precarios y sin planificación, muy similares a las que se encuentran en los barrios populares. Asociadas a estas estructuras se encuentran abundantes evidencias de actividades domesticas, por lo que se puede suponer que albergaron al personal adscrito al servicio de los complejos. En estos sectores ubicados al sur, se localizan frecuentemente pozos de agua con rampas en su perímetro para descender al nivel de la misma. En algunos casos, como en el del complejo Tschudi, se construyó un gran estanque que debió tener, además del posible aprovisionamiento de agua, funciones de tipo ornamental, recreativo o ceremonial.

Mucho se ha especulado sobre la posible función de los Complejos Político Administrativos de Chanchán, sin embargo a partir de las investigaciones arqueológicas desarrolladas (Moseley y Day, 1982) se puede concluir que estaban asociadas a la elite que gobernaba la ciudad y el extenso territorio conquistado por los Chimú. Aparentemente, se trataba de palacios donde se centralizaba el poder y el aparato administrativo de estos gobernantes. Generalmente se afirma que estos complejos monumentales constituían la residencia de estos personajes y de su corte. Sin embargo, nos parece que más que residencias se trata de palacios de función eminentemente política y administrativa, y en apoyo a lo sostenido, podemos señalar en primer lugar la evidente dificultad en identificar en la mayoría de estos complejos, estructuras o ambientes apropiados para el desenvolvimiento de funciones de tipo residencial de elite.

Si hacemos un análisis, aun somero, de la arquitectura de los Complejos Político Administrativos, encontraremos que la mayoría, si no la totalidad de las estructuras y espacios arquitectónicos, están asociados a funciones de tipo publico y de

Fig. 33 A. Chanchán: plano del Complejo Político Administrativo Rivero (Moseley y Day 1982).

carácter político administrativo, como sucede con las plazas, los patios y otras áreas libres ligadas a la recepción de los concurrentes a estos complejos y al desarrollo de determinadas actividades y ceremonias y, al mismo tiempo, en cuanto elementos centrales de acceso a los corredores que comunicaban con los recintos interiores. Lo mismo sucede con los recintos en que se encuentran los depósitos y las audiencias, que ocupan prácticamente toda el área de los complejos, además de las áreas libres y de circulación.[150]

De otro lado, la viviendas que se encuentran en el sector sur de los complejos, como hemos visto, están construidas con materiales perecederos y parecen corresponder a personal de servicio presente dentro de los complejos. De esta manera, si se considera que las estructuras dentro de los Complejos Político Administrativos, no están asociadas a funciones residenciales correspondientes a la elite gobernante y su corte, sino mas bien a funciones político administrativas desempeñadas por estos mismos personajes, se puede sostener la hipótesis que las estructuras que absolvieron esta función se deberían ubicar en algunos de los complejos arquitectónicos conocidos como «arquitectura de elite» o «arquitectura intermedia», o en todo caso en los complejos llamados «anexos», por ser grandes recintos que se encuentran adosados a los lados de los Complejos Político Administrativos y que además de patios, audiencias y depósitos, presentan también estructuras que morfológicamente podrían corresponder a residencias de elite (Klymyshyn 1980, 1982). Los Complejos Arquitectónicos de Elite

Fig. 34. Chanchán: vista aérea

oblicua de un sector de la ciu-

dad donde se aprecia el tejido

urbano en el cual destacan los

grandes Complejos Políticos

Administrativos; las cercaduras

de otros complejos de menor

jerarquía, aparentemente aso-

ciados a funciones públicas y

residenciales de elite; y los ci-

mientos correspondientes a los

barrios populares (Shippee y

Johnson, American Museum of

Natural History).

Se trata de complejos de dimensiones algo menores y de planta ortogonal, también construidos con muros de adobe, que presentan una gran variedad formal e igualmente una fuerte diferenciación en cuanto a extensión y calidad de los acabados se refiere. Sin embargo, en todos estos complejos arquitectónicos se advierte una constante, que reside tanto en el hecho de compartir una serie de elementos y rasgos arquitectónicos con los Complejos Político Administrativos (plazas o patios, audiencias, depósitos, pozos de agua, etc.); como también en la reiteración, en mayor o me-

Fig. 35. Chanchán: plano de la unidad 15 correspondiente a un complejo arquitectónico de elite (Klymyshyn 1980: fig. 4).

Fig. 36. Chanchán: plano de la unidad 10 correspondiente a un complejo arquitectónico de elite (Klymyshyn 1980: f ig. 2).

Fig. 37. Chanchán: plano de la unidad 6 correspondiente a un complejo arquitectónico de elite (Klymyshyn 1980: fig. 3).

nor escala, de los atributos formales de la arquitectura de los Complejos Político Administrativos, e igualmente en los patrones dominantes de orientación, acceso, circulación y distribución de las estructuras que estas contienen.

Estos complejos arquitectónicos de elite, no debieron responder únicamente a posibles funciones de tipo residencial, a las que ya nos hemos referido líneas arriba, sino también a una vasta gama de actividades públicas y administrativas. Esto se deduce de la existencia de muchos recintos que contienen exclusivamente audiencias y estructuras de almacenamiento. En otros casos se dan complejos que combinan sectores con este tipo de estructuras, con otros que pudieron corresponder a fines residenciales o de otro tipo. Mayormente estas estructuras de posible función residencial, están asociadas a la presencia de pozos que permitían el abastecimiento de agua de quienes vivían dentro de este tipo de complejos.

Fig. 38. Chanchán: plano de la ciudad donde destacan los sectores ocupados por los denominados “barrios populares” (Topic 1980: fig.1).

Por lo general los trabajos referidos a Chanchán privilegian la identificación de estos complejos arquitectónicos con las zonas residenciales de los funcionarios y nobles de la sociedad chimú (Klymyshyn 1980, 1982). Sin embargo, hemos mencionado la existencia de muchos complejos con estructuras de evidentes fines de tipo administrativo o quizás productivo. En este sentido, dada la gran complejidad de la sociedad chimú, se puede suponer que muchos de estos complejos urbanos correspondieran a la actividad de diferentes instituciones presentes en una sociedad como la chimú, caracterizada por una acentuada división social del trabajo.

Los barrios populares

En la periferia del área nuclear de la ciudad de Chanchán, especialmente al sur y al oeste, así como también dentro del área nuclear ocupada por los complejos político administrativos y los complejos arquitectónicos de elite, se encuentra una arquitectura que difiere radicalmente de la descrita líneas arriba. Se trata de áreas que presentan una fuerte aglomeración de estructuras sin mayor orden o planificación en su trazo. Esta arquitectura es generalmente de carácter rústico, sus muros están hechos mayormente de cantos rodados y son de escasa altura (aproximadamente 50 cm de alto), sirviendo de base a estructuras elaboradas con la técnica de la quincha, con techos del mismo material soportados por horcones de madera.

image_pdfimage_print

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: